agua oxigenada

En muchas ocasiones, por desconocimiento solemos obviar un producto tan útil como el agua oxigenada. Fue desarrollada en 1920 por científicos para combatir las infecciones y sobre todo la gangrena. El agua oxigenada es también conocida como peróxido de hidrógeno y durante la Segunda Guerra Mundial salvó una gran cantidad de amputaciones de los soldados debido a las infecciones de la época. Si bien es cierto ahora no se recomienda para el tratamiento de las heridas, tiene una gran cantidad de aplicaciones que solemos desconocer:

  1. Hacer gárgaras con agua oxigenada diluída en agua normal nos limpia eficazmente la boca evitando así problemas de halitosis e infecciones posteriores. No se debe abusar de este remedio ya que el Agua Oxigenada blanquea el esmalte, pero su uso continuado lo daña.
  2. Agua oxigenada en un paño nos permite limpiar y desinfectar nuestra piel de una forma eficaz.
  3. Si aplicamos agua oxigenada en los pies, puede prevenir el contagio de hongos y la eliminación del mal olor. El mal olor de los pies está producido por bacterias, las cuales son destruídas por el agua oxigenada.
  4. Una forma eficaz para eliminar restos de sangre en utensilios médicos como bisturies, pinzas, tijeras... El agua oxigenada al contacto con algo orgánico, produce una espuma blanca y esto hace que se elimine el residuo.

A parte de estas aplicaciones, tiene otras muchas para el hogar que nuestros compañeros de Blorgia - Hogar desarrollarán en un artículo.


Comments

Tweets relacionados