Hogar - Cómo arreglar una lavadora que no centrifuga, reparaciones caseras de electrodomésticos

Hoy en día las lavadoras tienen más de electrónico que de mecánico, y por tanto su reparación puede consistir en localizar la pieza que falla y sustituirla, sin más. Primero, desenchufa la lavadora del enchufe.

Si el olor que nos llega desde la lavadora es a quemado, casi seguro es el motor y cambiarlo es casi tan caro como comprar una lavadora nueva.

Si la lavadora no termina de vaciar el agua, lo que se ha roto es la bomba de centrifugado. La solución es cambiar la bomba de agua de la lavadora. Entra en el siguiente artículo

Como cambiar la bomba de agua de una lavadora

Si lo que ocurre es que hace el ciclo de lavado completo pero no realiza el centrifugado y se queda como atascado justo antes, hay que probar a ponerlo en este punto con el tambor vacío (sin ropa ni agua). Si en este momento sí que va, es el capacitar o condensador, que se ha averiado.

El capacitador es un cilindro alargado y blanco, con unas letras impresas, y 2 bornes. La función del condensador es hacer creer al motor que es un trifásico, y así puede iniciar el giro y centrifugar más rápido. Suele estar cerca de la bomba de agua, pero a veces está al lado del cuadro de mandos y su coste es de unos 6 o 7 euros.

Al ir a la ferretería, puedes llevar el mismo condensador o fijarte en los microfaradios(uF) con los que funciona. Suele ser 12.5, 14 o 16. Es importante que pongamos el de misma capacidad de microfaradios. Uno de menor tensión no funcionará y uno de mayor podría provocar sobretensión.

Después es montarlo con un pequeño giro, cerrar las chapas y ya está.


Comments

Tweets relacionados